http://www.mujeresk.com.ar/

lunes, 23 de abril de 2012

Decisión histórica de una Presidenta que hace historia con nosotrxs


16 de abril de 2012.




La militancia lo venía sintiendo en el aire, en las conversaciones con lxs compañerxs y lxs no tanto. La discreción con que se manejó el tema, en algún modo, nos obligó a preguntarnos si nos le metíamos demasiada presión a la Presidenta pidiendo la nacionalización, porque no era una decisión sencilla; por el contrario, eran demasiados los aspectos políticos y económicos a tener en cuenta.

Nuestra Cristina volvió a sorprendernos.

¿Por qué es tan fuerte, tan simbólica la expropiación de YPF? Lxs que tenemos ya unos años recordamos que así como sucedió con los ferrocarriles, YPF creó pueblos, trayendo a su vez organización y fuentes de trabajo.




Los ’90 –en el caso de YPF, fines de ’91- cancelaron esa posibilidad y ante el remate de las joyas de la abuela, varones y mujeres hicieron oír su protesta frente a la privatización, teniendo claro que ya no tendrían pueblo, lugar ni trabajo. Iniciadores de “la protesta social” en Cutral-Có, Salta, Santa Cruz y Chubut que se regó por todo el territorio del país hasta llegar a la capital, en ese momento federal, también nos dejaron para el permanente recuerdo los nombres de Víctor Choque, Teresa Rodríguez, Aníbal Verón.

La Presidenta tomó una decisión que será recordada como histórica y es importante saber que, en una sociedad que cada día muestra un grado mayor de madurez civil y política, la oposición respaldó el proyecto de soberanía hidrocarburífera que será uno de los instrumentos esenciales para continuar desarrollándonos. No menos importante es el acompañamiento de lxs presidentxs de los países de la Patria Grande con los que estamos fortaleciendo la unión, defendiendo el derecho de cada uno sobre los recursos naturales y la legalidad y legitimidad de las acciones de estos gobiernos.
Algunos plantearon porqué no se hizo antes. Tenemos unos cuantas respuestas para ello. Sin embargo, en un artículo de Tiempo Argentino de esta semana encontré la mejor de todas: “(…)la humanidad sólo se plantea los problemas que puede resolver porque al examinarlos con mayor detalle siempre descubre que el problema mismo sólo surge cuando las condiciones materiales requeridas para su solución ya existen o, por lo menos, están en proceso de formación”. Karl Marx, Contribución a la crítica de la economía política. [El libro me lo prestó Axel Kiciloff… no le cuenten a TN].

La respuesta a tamaña decisión no tardó en llegar. Lamentablemente, el gobierno español iguala patria con empresa pretendiendo convencer con ese argumento a sus ciudadanxs, instalando un nacionalismo bobo pero rentable, mientras nos acusa a nosotrxs de nacionalistas y populistas –palabra que les genera una reacción alérgica muy particular-. Teniendo en cuenta la crisis que atraviesa España, su gobierno necesita tapar sus problemas y encuentra en nuestrxs compatriotxs, esxs sudacas que no entienden nada, lxs sujetxs a aborrecer. Ellos, que tuvieron que quedarse con todas las empresas de recursos y servicios para venir a explicarnos cómo se hacen las cosas, que no invirtieron un peso y vaciaron no una sino tres veces Aerolíneas Argentinas!. Repsol, que no es una empresa española sino una multinacional, giró utilidades al exterior sin reinvertir en exploración, desarrollo, descubrimiento ni producción de acuerdo a las necesidades que demanda el actual desarrollo de nuestra economía; desabasteció el mercado interno a su antojo, provocando faltantes de nafta en momentos claves; aumentó sin sustento en análisis de costos los precios de los combustibles y perjudicó el medio ambiente.

Por lo que todavía nos falta, me gustaría mucho, realmente mucho, que nuestro país renuncie a permanecer en el CIADI, el tribunal arbitral del Banco Mundial creado con el propósito de proteger “la seguridad jurídica de las empresas”, porque ya sabemos a cuáles empresas protegerá siempre. Otros países de América del Sur ya lo han hecho, avancemos en ese sentido.
Mientras tanto, nosotrxs, lxs del Modelo Nacional y Popular seguimos sumando consignas que nos identifican cada vez más: Verdad, Justicia, Memoria, Soberanía, Democracia, Equidad, Inclusión Social.Pensando en lxs argentinxs y en la Argentina. Sin aflojar, porque esto recién empieza y entre todxs es más fácil.

Con Cristina, por todo lo que falta.

Elisa Aliatta

3 comentarios:

  1. Acompaño plenamente, compañera

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno compañera!!! Comparto y vamos por massss!!!

    ResponderEliminar